jueves, 4 de diciembre de 2014

Personalizando el blog II: diseños

Ya vimos en la entrada anterior cómo empezar a modificar el blog para hacerlo nuestro. Sin embargo, las plantillas son sólo la mitad de lo que se puede personalizar en el aspecto de nuestra página: podemos añadir muchísima más variedad insertándole gadgets, pequeños espacios que nos pueden proporiconar utilidad y decoración a partes iguales

Para ello, deberemos ir a la pestaña "diseño" de nuestra cuenta de Blogger, señalada con las dos flechas rojas, lo que nos llevará a la página que se ve en la imagen. En ella veremos el diseño actual de nuestro blog, y podremos usar las pestañitas en que pone "añadir un gadget", para alojar en esa ubicación concreta de la página cualquier aplicación que nos pueda interesar.

Al hacer click en cualquier pestaña de "añadir un gadget", se abrirá una nueva ventana del navegador, como la que tenemos en la siguiente foto. En ella podemos distinguir tres pestañas en la parte izquierda, llamadas "lo básico", "más gadgets" y "añade tu propio". La primera pestaña provee de los gadgets más clásicos y útiles que pueda necesitar cualquier blog; la segunda ofrece multitud de gadgets de todo tipo, desde hilarantes, a decorativos, hasta utilísimos; el tercero, por último, sirve para insertar gadgets que hayamos buscado previamente por internet, o encontrado en páginas especializadas en estas cosas como ésta, ésa, o aquella.

Si, buscando algún gadget por internet, obtienes su código HTML en vez de una dirección web válida para la pestaña "añade tu propio", no desesperes, todavía puedes implementarlo en tu blog yendo a "lo básico" y seleccionando el gadget HTML/Javascript, un gadget que te permitirá copiar cualquier código HTML para que se aplique a la página.

En cuanto un gadget está implementado, podemos modificarlo haciéndole click en su ventanita dentro de la pestaña de "diseño" de nuestra cuenta de Blogger, o desde el propio blog siempre que estemos administrándolo. Cada gadget ofrece multitud de opciones dentro de sí mismo, así que asegúrate de experimentar con todos los que hayas adquirido hasta que estén como deseas.

De momento, nos quedamos aquí

¡Y por fin tenemos nuestro blog con el aspecto y las utilidades que queremos! Ahora falta... pues lo más obvio, ¡las entradas! Pero eso será, como siempre, en la siguiente entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada